Desde finales del siglo XX se ha convertido en una necesidad nutricional para todas las mujeres embarazadas. El cambio se produjo en 1991, cuando un estudio médico británico demostró que el ácido fólico (también conocido como folato, un nutriente de la familia de la vitamina B) reducía la incidencia de defectos congénitos en la médula […]

Read More →