Para un niño o una niña (desde el 1° año hasta el 3° año), jugar es mucho más que un pasatiempo, porque el juego pone su cerebro en funcionamiento de manera divertida.

✨ Ahora ya son capaces de ponerse sus propias metas y de persistir hasta alcanzarlas, experimentando por ello una satisfacción particular.

✨ Disfrutan imitando lo que hacen los demás, que es una manera muy buena de aprender muchas cosas.

✨ Durante el segundo año de vida aparece el juego simbólico. ¡Muy buena noticia!: indica que el desarrollo de los niños marcha muy bien y que ya pueden imaginar.

✨ Pocos meses después de poder empezar a jugar al «como si», también pueden comparar objetos y disfrutar organizándolos de acuerdo con algún criterio de forma, color o uso que solo ellos saben.

✨ Una vez que su imaginación despertó, empiezan a poder «inventar»; un palito podrá ser una cuchara y una hoja de árbol un avión.


Bibliografía: ¿Mucho, poquito o nada? guía sobre pautas de crianza para niños y niñas de 0 a 5 años de edad – UNICEF.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>