La crianza y educación de los hijos no es tarea exclusiva de las mujeres. Los papás también pueden involucrarse en la crianza de los niños y participar en las tareas domésticas, lo que facilita la interacción con los integrantes del núcleo familiar.

Una paternidad cercana y afectiva durante los primeros años de vida de tu hijo es muy beneficioso tanto para ti como también para tu pequeño.


Sé un papá activo en su crianza tomando en cuenta las siguientes recomendaciones:

❤️ Construir un vínculo con él con acciones y cuidados diarios, como estimularlo, bañarlo, cambiarle su ropa, prepararle sus alimentos, alimentarlo, hablarle, contarle cuentos, cantarle, calmar su llanto, etc.

❤️ Poner especial atención a las necesidades que tu hijo en cada etapa, recuerda que se desarrolla rápidamente.

❤️ Estar involucrado en la estimulación y educación de tu hijo.

❤️ Compartir corresponsablemente con la mamá las tareas de cuidado, las de crianza y las domésticas.

❤️ Cuidar la salud de tu hijo y estar presente en instancias como controles de salud, vacunaciones y enfermedades.

❤️ Criar manteniendo siempre un buen trato; esto significa educar sin golpes, gritos ni amenazas. Recuerda que se puede ser firme y respetuoso al mismo tiempo.


Bibliografía: Guía de paternidad activa para padres – UNICEF.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>