Fija siempre objetivos realistas para tu hijo. No esperes que juegue con un juguete hecho para niños de 1 año si apenas tiene 1 mes.

Por énfasis en sus progresos, nunca en aspectos negativos. Y háblale con expresividad, haciendo gestos llamativos que él pueda notar claramente.

Juega con tu hijo más de una vez por día, no sólo durante el baño o el momento en que lo vistes. Aprovecha esos ratos en los que disfrutas jugando, aunque sean cortos o imprevistos. Pero no lo desconcentres si notas que está atendiendo algo.

Aunque todavía no hable, ponte a 20 0 25 cm de distancia de su rostro cuando balbucee y, mirándolo a los ojos, síguele “el diálogo”. Si conversas con él, además de estimulado sentirá que lo valoras.

Repite lo que dices unas cuantas veces, sin variar el tono de voz (suave y pausado) y mostrándole con tus gestos lo que haces. El bebé aprenderá mucho al observarte y escucharte.  


Bibliografía: Bienvenido bebé – guía completa para el cuidado del recién nacido de 0 a 3 meses.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>