Una paternidad activa durante los primeros años de vida de tu hijo puede ser:


❤️ Construir un vínculo con él o ella con acciones y cuidados diarios, como estimularle, mudarle, bañarle, cambiarle su ropa, prepararle sus alimentos, alimentarle, hablarle, contarle cuentos, cantarle, calmarle su llanto, hacerle dormir, pasearle, jugar, etc.

❤️ Poner especial atención a las necesidades que tu hijo/a va teniendo en cada etapa. Recuerda que se desarrolla rápidamente.

❤️ Estar involucrado en la estimulación y educación de tu hija/o.

❤️ Compartir corresponsablemente con la madre las tareas de cuidado, las de crianza y las domésticas.

❤️ Cuidar la salud de tu hijo/a cotidianamente y estar presente en instancias como controles de salud, vacunaciones y enfermedades.

❤️ Criar manteniendo siempre un buen trato. Esto significa educar sin golpes, gritos ni amenazas. Recuerda que se puede ser firme y respetuoso al mismo tiempo.


Guía de paternidad activa para padres – UNICEF.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>