Tienes que atenderlo aunque no llore, el contacto es vital para su desarrollo, y es importante atenderlos con prontitud cuando son bebés. Es importante tomar en cuenta que el llanto es el único instrumento de comunicación de los recién nacidos, es su manera de expresar sus necesidades, y el contacto físico también es una necesidad.

Muchos bebés lloran porque necesitan ser abrazados. Es algo normal y no se malacostumbrará, ya que conforme vaya creciendo y adquiriendo capacidades irá aprendiendo otras formas de comunicación que ya no serán el llanto: la sonrisa, el balbuceo, los gritos, los gestos, etc.  


El bebé necesita cercanía y contacto con sus padres. Recuerda que es absolutamente incapaz de hacer nada por sí mismo, es tan inmaduro que tardará un año en decir las primeras palabras y sostenerse en pie. Si lo llevas mucho tiempo en brazos se acostumbrará a ser bien tratado, se verá satisfecha su necesidad de contacto y cuando crezca es cuando tendrá la capacidad de explorar su entorno cada vez de manera más autónoma; aunque la necesidad de afecto permanecerá toda la vida, ya que es algo propio de los seres humanos.


Bibliografía: Cuídame, guía para madres y padres – Gobierno de Aragón.   

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>