En un hospital, el paciente suele ser el centro de atención; en el caso de un parto, lo son la madre y el bebé. Sin embargo, la estadía en el hospital suele ser breve y, cuando por fin estén juntos en casa, vas a compartir protagonismo con ellos.

Si durante el embarazo, el inicio del parto y el alumbramiento no te diste cuenta de que tu vida estaba cambiando para siempre, lo comprenderás al llegar a casa con tu familia. Tu pareja y tú tienen ahora responsabilidades nuevas. Atrás quedaron los días en los que era normal que los hombres dieran por supuesto que la mujer llevaría toda la carga sobre sus hombros. Los hombres pueden ayudar a alimentar al bebé, a hacer las compras, a cambiar pañales y a ocuparse de las tareas del hogar. Si la madre amamanta al bebé, y además se extrae leche, el padre también puede alimentarlo con un biberón. De hecho, es aconsejable preparar regularmente biberones con leche materna para que el padre pueda darle de comer, así se fortalece el vínculo afectivo.


Tu pareja necesitará al menos 6 semanas para recuperar la figura que tenía antes del embarazo. Durante los 2 primeros meses, probablemente se sentirá agotada. A fin de cuentas, está recuperándose del parto. Lo más seguro es que a ambos les falten horas de sueño. Todo esto hace que cualquiera pierda la paciencia de vez en cuando. Sin embargo, deben tener en cuenta que se encuentran en circunstancias extraordinarias. Asegúrate de que tu pareja pueda descansar el tiempo necesario, e intenta dormir la siesta.

No te sorprenda si no te sientes muy preparado para la paternidad, y crees que careces de las habilidades y de la comprensión necesarias para hacer un buen trabajo. Necesitaras un tiempo para desarrollar las habilidades necesarias para educar a los bebés, niños y adolescentes…mientras tanto, tendrás que ir tanteando el terreno. Tu junto con tu pareja deberán de darse cuenta de esta situación y aceptarla. Procuren hablar sobre el tema siempre que puedan. Y abróchense los cinturones: están a punto de vivir una aventura increíble.


Bibliografía: Embarazo para dummies – Joanne Stone y Keith Eddleman.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>